Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos
Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos

logo easp 02

color facebook 48 color twitter 48 rss
 

Cloroquina e hidroxicloroquina frente a COVID-19: ¿Qué sabemos?

La cloroquina es un conocido fármaco contra la malaria que también tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras. Se conocía su actividad antiviral frente al virus SARS-CoV-1, motivo por el que se ha utilizado en varios ensayos clínicos para tratar la infección por COVID-19 reciente de China. Los resultados de más de 100 pacientes, han mostrado que la cloroquina fue superior al control para negativizar el virus y acortar el cuadro clínico, por lo que se ha recomendado su inclusión en las guías de tratamiento del COVID-19 de China.

Algunos investigadores decidieron estudiar la hidroxicloroquina, al considerarla similar y mejor tolerada que cloroquina. En este sentido, un estudio –realizado en Francia- ha tenido una considerable repercusión. Se trata de un estudio abierto no aleatorizado que incluyó 42 pacientes con infección por COVID-19 (virus SARS-CoV-2), de los que 14 fueron tratados con hidroxicloroquina sola, 6 con hidroxicloroquina + azitromicina frente a 16 controles sin tratamiento. La dosis de hidroxicloroquina fue de 200 mg 3 veces al día durante 10 días; y la de azitromicina, utilizada para prevenir la sobreinfección, 500 mg el primer día, y 250 mg/día durante 4 días. A los 6 días de tratamiento la carga viral en secreción nasofaríngea fue negativa en el 57% (8/14) del grupo de hidroxicloroquina, 100% (6/6) del grupo de hidroxicloroquina + azitromicina y en el 12.5% (2/16) del grupo sin tratamiento. No obstante, en uno de los pacientes tratados con hidroxicloroquina + azitromicina se volvió a detectar presencia viral al octavo día de tratamiento.

Sin embargo, los resultados del estudio anterior deben considerarse frente a sus importantes limitaciones, como son las siguientes: escaso número de pacientes; diseño del estudio; hetereogeneidad de los síntomas y características basales de los pacientes; y que no se informa de los resultados clínicos. Así mismo, de los 26 pacientes tratados inicialmente con hidroxicloroquina, 6 se retiraron del análisis por interrupción del tratamiento; de ellos, 3 pacientes fueron transferidos a UCI, 1 falleció y los otros 2 decidieron no continuar el estudio.

En este contexto, la AEMPS recuerda que la eficacia de estos medicamentos todavía se está evaluando en un buen número de ensayos clínicos cuyos resultados aún no se han publicado. Y así mismo advierte del riesgo de prolongación del intervalo QTc que se asocia a ambos medicamentos, por lo que aconseja extremar la precaución y esperar a que se validen en el marco de ensayos clínicos controlados.

Por último, la AEMPS informa de la distribución controlada de todo el stock de hidroxicloroquina y cloroquina, debido al stock limitado y a la demanda creciente de estos medicamentos para utilizarlos en la infección por COVID-19 y para no desatender a los pacientes que siguen tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina para otras situaciones clínicas. Las CCAA son las encargadas de arbitrar el sistema de control para garantizar que este stock llegue a estos pacientes crónicos fuera de los hospitales.


Print Friendly, PDF & EmailDescargar PDF


Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
No Internet Connection