CADIME

Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos

CADIME

Centro Andaluz de Documentaci&ocute;n e Información de Medicamentos

Destacado

 

Insulina en diabetes mellitus 2

6 de junio de 2018

Protocolo de utilización de insulina en DM2

La Comisión Central para la Optimización y Armonización Farmacoterapéutica (CCOAFT) de Andalucía ha aprobado el Protocolo de utilización de insulina en pacientes con DM2 para su aplicación homogénea en todo el SSPA.

Se trata de un documento práctico y conciso del que se destacan los aspectos más importantes en el siguiente cuadro.

 

RÉGIMEN INSULÍNICO INICIAL EN DM2

Se consideran de elección el régimen basal con insulina NPH, que sigue considerándose opción coste efectiva en personas con bajo riesgo de hipoglucemia o de sus consecuencias, siempre que puedan ser controladas con una única dosis y se confirme la ausencia de hipoglucemias bajo este tratamiento.

 

 

UTILIZACIÓN DE ANÁLOGOS BASALES

Se considerará el empleo de análogos basales (glargina o detemir) en:

  • Pacientes con alto riesgo de hipoglucemias o de sus consecuencias.
  • Pacientes en los que una hipoglucemia podría suponer un riesgo para sí mismo o para otras personas, por ejemplo, conductores de profesión, trabajadores con maquinaria pesada, trabajos en altura, cuidadores de niños o de personas frágiles.
  • Pacientes con episodios recurrentes de hipoglucemia.
  • Pacientes que necesitan ayuda para la administración de Insulina NPH, si el empleo de insulina detemir o insulina glargina reduce la frecuencia de inyección de dos veces a una al día.
  • Pacientes que precisan dos inyecciones diarias de insulina NPH en combinación con fármacos hipoglucemiantes por vía oral.

 

CRITERIOS PARA LA ELECCIÓN DEL ANÁLOGO

  • Se considera de elección insulina glargina frente a detemir, por haber mostrado eficacia similar, administrarse una vez al día y ser más eficiente.
  • En pacientes que requieran grandes cantidades de insulina (>40 UI/día), las preparaciones concentradas de glargina (300 UI/ml) pueden considerarse como una alternativa efectiva a glargina (100 UI/ml) en términos de reducción de HbA1c y asociada a una reducción leve del riesgo de hipoglucemia nocturna. Para obtener una eficacia similar, las preparaciones concentradas de glargina (300 UI/ml) precisan una dosis media más elevada. Este ajuste debe ser tenido en cuenta cuando se cambia glargina 100 UI/ml por glargina 300 UI/ml.
  • Insulina degludec puede considerarse una alternativa en pacientes previamente tratados con insulina glargina o insulina detemir en los que las hipoglucemias (principalmente nocturnas) constituyan un problema serio, y necesitarían repartir la dosis en dos inyecciones basales diarias.

 

INTENSIFICACIÓN DE LA INSULINIZACIÓN

Si con el régimen de insulina basal (NPH, análogo de insulina basal) no se alcanzan los objetivos de control se añadirá insulina de acción corta o una presentación de insulina premezclada antes de las comidas.

 

Permalink:
http://www.cadime.es/?iid=diabetes-mellitus-2&itid=1&lan=es
Descargar PDF
Valorar destacado Valorar destacado
Fecha de última actualización: 06/06/2018